Buscar en este blog

domingo, 19 de febrero de 2017

La fruta de la pasión y la pasión por el vino (+receta)

Uno de los vinos de frutas más aromáticos y sensuales que suele ser elaborado en países tropicales es el fabricado a partir del fruto de maracuyá, fruta de la pasión o parchita (Passiflora edulis). Por ser una fruta de alta acidez y aroma intenso, el maracuyá es capaz de mostrar un gran rendimiento en el momento de ser acondicionado para fermentación.

La génesis de este vino, a partir de una fruta con alto contenido de ácidos, lo hace presentarse de manera impetuosa pero a la vez armónica y sensual. Sus mejores cualidades afloran cuando no debe competir con platillos altamente condimentados.
A continuación compartimos la receta de vino de maracuyá incluida en el libro Haciendo Vino de Frutas en la Cocina.

Para aproximadamente 10 litros de Vino de Maracuyá Seco 11ºG.L.
15 maracuyás grandes
3Kg de azúcar refinada.
3/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de levadura de panificación.
Agua suficiente para 15 litros.
Lienzo limpio de 1m x 1m.
Recipiente para fermentación marcado a 15 litros.
12 Botellas de 750ml con tapa.
Cortar los maracuyás en mitades, extraer la pulpa con una cuchara y colocarla en el recipiente de fermentación. Agregar el azúcar, el bicarbonato y agitar para disolver muy bien. Posteriormente adicionar la levadura activada. Dejar fermentar hasta que cese completamente la turbulencia y el desprendimiento de gas (5-7 días). Filtrar con lienzo. Permitir decantar y trasiegar repetidamente hasta obtener un vino claro. Embotellar y guardar en refrigeración. Volver a decantar si es preciso.

¡Salud!

lunes, 13 de febrero de 2017

Algunas veces las cervezas artesanales no son tan artesanales

Sin duda las cervezas artesanales en estos momentos están en la cresta de la ola de la popularidad. Y las grandes corporaciones cerveceras ven en ellas una gran oportunidad. A continuación transcribimos parte de la introducción de nuestro más reciente libro en el cual tratamos este interesante tema.

"Durante la década de los ochenta, con el auge de las cervezas artesanales, nace el deseo en los consumidores por explorar diferentes sabores y sensaciones. Esto ha mantenido una línea creciente hasta el día de hoy, convirtiéndose la oferta de nuevos estilos en el atractivo principal de la industria artesana actual. 

La industria cervecera tradicional, al percatarse de la brecha comercial abierta por las cervezas artesanales, reacciona sagazmente y, durante la última década, ha venido haciéndose de pequeñas empresas de ese sector. En algunos casos lo hace con el objetivo de «desaparecer» potenciales competidores y en otros para obtener provecho de marcas y nichos. 

El abanico de posibilidades que ofrecen las cervezas artesanales se ha hecho tan atractivo que muchas grandes corporaciones incluyen líneas de cerveza que las emulan. Éstas son conocidas en la actualidad como «falsas cervezas artesanales» o crafty beers en inglés. En 2012 la Asociación de Cerveceros Artesanales de Estados Unidos acusó públicamente a las grandes trasnacionales de «desdibujar» de manera intencional la línea que separa las cervezas tradicionales de aquellas elaboradas artesanalmente. A raíz de esta denuncia, crafty es ahora un término de uso común entre los conocedores de la cerveza artesanal".

lunes, 6 de febrero de 2017

ALERTA: Una cosa es un vino con frutas y otra un vino de frutas

Curioseando en la red nos hemos topado con un post cuyo título, por la relación que guarda con la actividad que realizamos, capturó nuestra atención de inmediato. El título decía "Nuevo vino francés con sabor a frutas". Al leer el artículo completo comprendimos que el autor de ese título fue técnicamente exacto al indicar "...con sabor a frutas". Resultó decepcionante haber encontrado, una vez más, un vino que sugiere ser de frutas pero no es de frutas.Por lo general, los fabricantes de este tipo de bebidas se cuidan mucho de no afirmar que se trata un vino de frutas, pero los que manejan su mercadeo conocen el poder de la sugestión y lo utilizan a su favor.
El mercado vinatero global ha sido infiltrado en los últimos años por un tipo de vinos que hace referencia a diversas frutas en su contenido. La mayoría de las veces éstos son elaborados por fermentación de mosto de uvas pero con el agregado de zumo de frutas o extractos concentrados al final del proceso. Infortunadamente, esta clase de productos abunda y la utilizan los fabricantes de vinos tradicionales de uvas para expandir su catálogo de una manera barata y simple. Es el nicho de los "vinos saborizados".
A diferencia de los vinos antes mencionados, existen los verdaderos vinos de frutas que son producidos 100% a partir de frutas diferentes de las uvas. En este caso, el alcohol producido por la fermentación proviene en su totalidad del jugo o pulpa de una o más frutas diferentes de la uva. Por supuesto, este tipo de productos representa la verdadera innovación en materia de vinos y la industria del vino tradicional será reacia a aceptar este modelo de negocio más o menos por las mismas razones que la industria automotriz, con sus combustibles fósiles, se niega a aceptar los vehículos eléctricos. No es un problema de tecnología sino de intereses en juego.
El consumidor debe entonces estar alerta ante la oferta de estas bebidas saborizadas y observar siempre las etiquetas de las botellas para asegurarse de que va a adquirir un verdadero vino DE frutas.